viernes, 29 de julio de 2016

¿Dónde están los datos científicos de que Pokemon Go incita al crimen?


En República Dominicana psiquiatras están promoviendo la idea de que el famoso juego Pokemon Go es perjudicial, algunos llegando al extremo de decir que incentiva el crimen, como lo podemos apreciar en el siguiente enlace: http://www.cdn.com.do/noticias/nacional/2016/07/16/psiquiatra-asegura-juego-pokemon-go-incentiva-criminalidad-en-el-pais/. Como vemos claramente dice “El Psiquiatra Secundino Palacios llamó a los padres a orientar a sus hijos con el famoso juego de Pokemon Go, ya que a su entender es un caldo de cultivo para la criminalidad”, una afirmación que alarmaría a cualquiera, pero, ¿Realmente esto es cierto? ¿Cuáles son los hechos que respaldan esto? ¿Se han realizados estudios sobre el tema? Para nuestra sorpresa seguimos leyendo esta noticia y no encontramos nada más que la afirmación del psiquiatra, incluso todo da indicio de que es solo una opinión, pues hasta dice “ya que a su entender”. Sin embargo, para no juzgar a los psiquiatras sigo buscando otros fuentes noticiosas que diga algo diferente y una de ellas me lleva a este enlace: http://www.listindiario.com/la-republica/2016/07/20/427790/psiquiatra-advierte-ese-juego-genera-adiccion. Este es más sensato que el anterior, ya que dice que el juego causa adicción, algo que se esperaría en cualquier otro juego popular, por lo que no resulta algo tan sorprende para vetar al juego en sí, pues como muchos juegos populares adictivos con el tiempo la gente se cansa, claro que algunos llegan a ser demasiados dependientes y como dice dicho artículo puede perjudicarles, pero no a tal grado de incitar el crimen como dice el anterior. Pero cuando llega a esta parte “Esos adolescentes son los que desarrollan conductas solitarias, esos adolescentes son gregarios; sin embargo, cuando están frente al vídeojuego desarrollan conductas aisladas que no les interesa ninguna otra actividad ni familiar, ni grupal ni social, y estas son de las complicaciones que tienen éstos, incluyendo el Pokemón” resulta que es contradictoria porque Pokemon Go es un juego social donde la persona debe interactuar con otros y salir, por lo que el aislamiento no tiene mucho sentido.

De todos los artículos y afirmaciones dichas por psicólogos locales la más sensata que he encontrado es la de que esto puede ser adictivo, idea que se respalda con el hecho de la gran popularidad que esta ha tenido. El problema está con las demás afirmaciones, específicamente aquellas que dicen que incitan al crimen, que parecen ser afirmaciones sin respaldo científico y que los medios han cometido falacias de autoridad a promover estas afirmaciones solo porque lo dicen un grupo de profesionales de la salud mental. Algunos dirán que si lo dicen los psiquiatras entonces debe ser científico, pero no, la ciencia no funciona de esa manera, además de que si usas el psicoanálisis no estás haciendo ciencia porque no es ciencia. La ciencia tiene su método, a lo que llamamos método científico, que consiste en observación, hipótesis, experimentación y formulación de la Teoría o conclusión. La pregunta es, ¿Se realizaron estos pasos para llegar a dicha conclusión de que Pokemon Go incita al crimen? Al parecer no, ya que nadie ha ofrecido un estudio empírico que respalden esas afirmaciones.

Si los psiquiatras no saben cómo aplicar el método científico para saber si Pokemon Go incita al crimen o no les mostraré como hacerlo, es muy sencillo. Primero hacemos un muestreo, tomamos un grupo de individuos que jueguen este juego, que sea una cantidad muy relevante, podemos tomar aquellos que han sido encarcelado recientemente luego de salir el juego y otros que no lo estén, es decir, que estén libres. El siguiente paso es preguntarles a esos individuos de manera confidencial si han delinquido, obviamente los que están en la cárcel no hay que hacerles esta pregunta. Los que digan que si o estén en prisión les preguntamos si lo han hecho luego de jugar Pokemon Go, los que afirmen esto es nuestro grupo de individuos que cometieron un crimen luego de haber jugado este juego. Sin embargo, recordemos que relación no implica causalidad, por lo que deberíamos estudiar los casos de las personas que, si han delinquido luego de jugar dicho juego para depurar la muestra, ya que puede que la motivación o circunstancia que lo llevaran a realizar dichos crímenes fuera otra y no el juego en si, por lo que haberlo hecho luego del juego puede que sea coincidencia. Algo que nos puede ayudar en esta depuración de datos es estudiar directamente el cerebro de las personas, no el psicoanálisis, ¡supérenlo, el psicoanálisis es pseudociencia! Podemos realizar resonancia magnética poniéndolos a jugar o realizar experimentos observando su conducta cuando no están jugando y luego de jugar, es muy sencillo. Luego vamos al siguiente paso, es calcular el porcentaje de personas que han delinquido luego de jugar Pokemon Go en base a la cantidad total de entrevistados y con esto podemos asumir si es o no relevante dependiendo del porcentaje que nos arroje, pues si es muy elevado obviamente es de tomar en cuenta, de lo contrario pueda que no lo sea. Con esto podemos realizar conclusiones de manera científica y no caemos en afirmaciones gratuitas.

Recordemos los pasos.

  • Realizar un muestreo con los jugadores de Pokemon Go.
  •  Identificar quienes han delinquido luego de jugar Pokemon Go.
  • Depurar los datos para evitar errores o estar seguro que esa es la causa.
  • Calcular el porcentaje en base a la muestra.
  •  Realizar una conclusión.

Cuando los psiquiatras realicen un estudio tal como lo exige el método científico, solo así, los podré tomar en serio.

domingo, 24 de julio de 2016

Paradojas de viajes en el tiempo


Desde tiempos remotos el hombre ha soñado con la idea de viajar en el tiempo. En el cine y la literatura de ciencia ficción se ha convertido entre los temas que más fascinan al público, con solo mencionar los viajes en el tiempo de Martin McFly en el DeLorean que aún sigue siendo entre las películas favoritas de estos últimos tiempos. Pero esta idea no solo ha sido propuesta por la ficción, la ciencia considera que este tema no es ficción, pues afirma que los viajes en el tiempo son posibles gracias a la Teoría de la Relatividad ya que esta nos dice que el espacio-tiempo pueden alterarse, por lo tanto, el tiempo puede ser manipulado para viajar de un extremo a otro. Para entenderlo mejor imagine un papel en blanco (este sería el espacio-tiempo), de un extremo a otro trazamos una línea (esta línea representaría la línea del tiempo), ahora tomamos la hoja y la doblamos y conectamos los dos extremos. Esta analogía del papel es exactamente lo que los físicos predicen como podríamos viajar en el tiempo. Una manera de poder viajar por el tiempo seria a través de un agujero de gusano que conectaría estos dos puntos del espacio y el tiempo, el problema es que estos agujeros son hipotéticos, jamás han sido vistos, pero la Teoría de la Relatividad predice su existencia, por lo que si no podemos observar uno de manera natural, tal vez podamos crearlo, pero surge otro problema, pues para mantener un agujero de gusano abierto se necesita una cantidad de energía exagerada, algo que imposibilita que podamos viajar por él, al menos no por ahora.

Pero si pudiéramos realizar esos viajes surge un problema aun mayor, esta es la paradoja de los viajes en el tiempo. Estas paradojas plantean problemas complejos en la línea temporal que desafían a los físicos, pues un ligero cambio en el pasado puede alterar sucesos del futuro. Una de estas paradojas es la paradoja del abuelo, imagine que alguien viaja al pasado y asesina a su abuelo antes que conozca a su abuela, esto trae un problema serio, para que el viajero en el tiempo pueda realizar dicho viaje tuvo que haber nacido, pero si su abuelo fue asesinado por el mismo del futuro este viaje no puede darse, ya que nunca hubiese nacido para ir al pasado y realizar dicho evento. Otra paradoja parecida es la paradoja del científico loco, esta dice que un científico viaja al pasado unos minutos antes de que el mismo entrase por el portal del tiempo y se asesina a sí mismo para que no entre en dicho portal y evitase realizar el autoasesinato, como se dan cuenta es el mismo problema que el anterior.


Para resolver este problema de las paradojas los físicos y escritores de ciencia ficción han argumentos diversas soluciones, que aunque no son necesariamente científicas, si son interesantes. Entre ellas la hipótesis de los universos paralelos que dice que cuando se realiza un cambio en la línea temporal del pasado se crea una nueva línea del tiempo distinta, por lo tanto, existen múltiples líneas del tiempo, por lo que, si alguien viaja al pasado a asesinar a su abuelo en el acto del asesinato se crea una nueva línea temporal donde surge un universo donde el viajero jamás nacerá mientras la otra línea del tiempo sigue intacta sin cambios, como se muestra en la serie animada Dragon Ball Z en la saga de Cell. Otra solución dice que solo existe una sola línea temporal y que cuando se cambia un evento del pasado el futuro cambia a la vez, algo parecido a un reinicio, como en la película Volver al Futuro. Pero existe una solución que evita que las paradojas ocurran, esta es la censura cósmica que dice que las leyes del universo prohíben o evitan que estas paradojas ocurran, es decir que todo evento que pueda alterar la línea del tiempo o que diese como resultado que un viaje en el tiempo no sucediere las leyes evitan que el evento donde ocurre la paradoja no tenga éxito, también hay una censura cósmica algo distinta, que permite los cambios pero tarde o temprano ese evento volverá a repetirse para no alterar el futuro, como por ejemplo, en la película La máquina del tiempo.

A pesar de que los viajes en el tiempo son en teoría posibles según la Relatividad y también pueda que las paradojas del cambio en la línea temporal tengan solución aun queda una incógnita, si los viajes en el tiempo serán posibles, ¿Por qué nadie nos ha visitado del futuro? Esta es otra paradoja que se le han postulado diversas soluciones, entre ellas están la solución de la censura cósmica que evita que esto ocurra, que tengan prohibido los viajeros mostrársenos y nos visitan de forma silenciosa  (tal vez para evitar paradojas), que solo sea posible viajar al futuro y no al pasado o jamás lograremos viajar en el tiempo o es imposible.

Sea o no posible, logremos viajar o no, estas paradojas seguirán cautivando a los físicos y escritores de ciencia ficción por mucho tiempo.

miércoles, 13 de julio de 2016

Están locos o son unos charlatanes


Quiero que imagine lo siguiente, alguien se le acerca y le dice que unos seres de otro mundo, universo, existencia o lo que fuese tienen contacto con él o ella y que fue elegido para traer un mensaje a la humanidad por medio de su persona, si usted es tan escéptico como yo seguro le pedirá pruebas, pero sucede que en vez de pruebas lo que le cuenta es una experiencia anecdótica, ya sea de un viaje astral, visita interestelar o algún contacto directo con esos seres, por lo cual solo tiene dos opciones, creer lo que dice o no creerle. Si usted es muy crédulo dependiendo de qué tan convincente suene le va creer, pero si es todo lo contrario pensaría igual que yo que está loco o es un mentiroso.

Muchos tal vez piensen que es ridículo que un individuo cualquiera pueda creerles a tipos como estos, pero la realidad es que existen miles de personas alrededor del mundo que siguen a sujetos que dicen ser mensajeros de extraterrestres, seres de luz, dioses, seres dimensionales o de cualquier tipo de seres fuera de lo conocido. Lo curioso de estos “mensajeros” es que los seres con la cual ellos hacen contacto no son capaces de venir y presentarse a la humanidad ya que se supone es un mensaje muy importante que debería concernir a todos, pero sucede que estos seres se le aparece curiosamente a un solo individuo y le dicen a este único individuo que deben decirle a toda la humanidad tal o cual cosa, pero no son capaces de hacerlo por ellos mismos, nunca aparecen a toda la humanidad, al parecer estos seres no saben que su método de usar un mensajero no es algo que esté dando resultados, tal vez para un grupo reducido pero para el mundo se necesita más que solo palabras.

Estos “mensajeros” se apalancan en ciertas pseudociencias y sistemas de creencias y así logran poder captar público, que de por si no es un público muy exigente, por lo que se entienden porque logran penetrar en la mente de sus seguidores. Otra curiosidad es que los mensajes que estos seres le envían a la humanidad y las experiencias que estos individuos han tenido con estos seres se puede acceder únicamente a ello por medio de libros que ellos escriben y conferencias, algunos son mas explícitos y piden donaciones, lo que ya nos va diciendo por donde va la cosa, pero supongo que estos seres tal vez les permitan a ellos generar lucro con el importantísimo mensaje y las experiencias que dichos individuos tienen con ellos. Para que lo entiendan mejor, hay un importantísimo mensaje que seres fuera de lo conocido quieren decirte y debes comprar los libros de los mensajeros o ir a unas de sus conferencias para escuchar con detalle dicho mensaje, pero ten en cuenta que no están buscando hacer dinero, solo enviar un mensaje que los seres quieren que sepas, pero como esos seres no pueden o no quisieron contactarse contigo te lo dicen por medio de estos sujetos.

Es cierto que pueden existir algunos que no busquen lucro, son muy pocos, pero tienen algo en común con el otro grupo, pues todo lo que dicen se basa en experiencias anecdóticas, pero al igual que ellos no poseen evidencias empíricas, tienes que creer en su palabra. A diferencia del grupo anteriormente mencionado tal vez ellos no estén mintiendo y realmente escuchen voces o crean haber tenido contacto con estos seres, esto tiene dos explicaciones, la primera es que están locos, son esquizofrénicos tienden a alucinar y lo otro es que tienen recuerdos falsos, algo muy bien estudiado por la psicóloga experimental Elizabeth Loftus que en sus investigaciones ha descubierto que nuestra memoria puede ser alterada a tal punto de ser implantado recuerdos falsos que puede deberse a diversos factores. En ambos casos estamos ante un individuo que su cerebro le hace creer cosas que nunca ha experimentado.


La historia humana ha presenciado estos individuos desde tiempos primitivos, personas que ya sea por poder, lucro o problemas mentales ha convencido a masas de sus mentiras o delirios, gente que se han autollamado mensajeros o profetas, que por medio de explotar la ignorancia, miedos y esperanzas de la gente captan adeptos, mensajes que van desde que la humanidad debe transicional a otro estado de consciencia a prepararse para una catástrofe que se avecina. Para no caer en estos tipos de sujetos debemos preguntar cuáles son los hechos que respaldan lo que esa persona dice y que pruebas empíricas aporta, porque afirmaciones extraordinarias requieren de evidencia extraordinarias.




martes, 12 de julio de 2016

¿Cómo identificar un planeta a simple vista?


No es necesario un telescopio para poder diferenciar una estrella de un planeta, pues a simple vista se puede hacer, incluso muchos confunden estrellas por planetas por no saber cómo hacerlo ¿Cómo saber cuál de aquellas luces brillantes que vemos en el cielo nocturno es una estrella y cuál es un planeta? Simple, las estrellas parpadean, es decir, emiten luz de forma intermitente, con interrupciones, mientras que los planetas no lo hacen.

Sé que muchos se preguntan, ¿Por qué las estrellas parpadean y los planetas no? Primero tengamos en cuenta que las estrellas no parpadean a excepción de los pulsares que si lo hacen, en realidad lo que vemos como parpadeo o centelleo no es más que la dispersión o desvío de la luz al entrar a nuestra atmósfera, que hace que esta logren un efecto intermitente, incluso el mismo fenómeno hace que estas tiendan a centellar de colores debido a que la atmósfera también hace el efecto de un prisma provocando que ciertas longitudes de ondas sean desviado por lo que vemos ese centelleo de diferentes colores. A pesar de que la luz de los planetas si es afectada por la atmósfera es imperceptible debido a que están más cerca de nosotros que una estrella.

Nota: Los planetas no emiten luz propia, pues estas reflejan la luz de nuestra estrella el Sol, sin embargo, las estrellas si emiten luz propia.